miércoles, 31 de agosto de 2011

EDUCACION: GRATUIDAD Y MERITOCRACIA

No siempre se advierte que cada derecho implica un deber. Si abolimos el lucro y se restaura la gratuidad se impone el compromiso de seleccionar al alumnado por mérito académico. Con el lucro lo que se impone son las promociones automáticas, la supresión de los examénes y las eximisiones Ello porque a más alumnos mayor rentabilidad. Al rigor lo reemplaza el "facilismo" cuya expresión típica es el "cuatrito filatrópico" que ampara la pereza. Esto inunda las aulas de los planteles de educación media.



Aquella "liceanitis" invade también las UU. Comienza por las Facultades de Educación. Luego irrumpe en las Escuelas de Trabajo Social. Hoy no escapan ni las Escuelas de Medicina. Ahora es normal "eximirse" de tal o cual materia u "ofrecer nota" en vez de rendir examen. El rigor y la solemnidad del examen parecen "recuerdos del pasado". La gratuidad implica concebir la enseñanza como instrumento de selección. Así se evita una estructura escolar afectada de obesidad mórbida y se impone la meritocracia.





lunes, 29 de agosto de 2011

LICEOS DE EXCELENCIA

Los presenta como novedad el actual gobierno, pero el "invento" viene de la Presidencia de Frei Ruiz Tagle. 51 planteles exhiben entonces la placa de tales a partir de 1998. Se les alaba como Liceos de Anticipación y ya al marchitarse se apodan Liceos Laboratorios. Se englobaron en un macroexperimento que tuvo un nombre: Proyecto Montegrande. Ello exalta la cuna elquina de Gabriela Mistral. Se invierten us$100 millones y finalizan desinflados. Si es por indicadores ni en el SIMCE ni en la PSU destacan.

Lavín alude a los Liceos de Excelencia. Alguien recuerda lo anotado y entonces se rebautizan como "Liceos Bicentenario". Cada aula tendría pizarra interactiva y todos los alumnos note book. En el MINEDUC se objeta la selectividad, se deduce: habrá masificación. Son definidos "como vía de rápida movilidad social". ¿Tal meta significa -como hoy- luz verde con cuatritos filantrópicos? Eso sería de inmediato, un aborto, es decir, otro fracaso. El Instituto Nacional y el "Carmela Carvajal" exigen y seleccionan.

LUCRO Y ENSEÑANZA



El lucro es incentivo en economía, pero en la docencia, veneno. Restringe “la igualdad de oportunidades”. No sólo eso: al convertir al “estudiante” en “cliente” se reduce a polvo la calidad. El docente riguroso pierde su trabajo. De los educandos lo que interesa es el número y no el aprendizaje. Entre más alumnos más dinero. Alumnos y enseñantes se acomodan a la “ley del mínimo esfuerzo”. El alumno estudie o no es aprobado. Cualquiera nota deficiente se objeta. La disciplina se desploma. El edificio académico está terremoteado. El sismo del 27-F es un chiste ante el deterioro que produjo el neoliberalismo aplicado –por Pinochet y la Concertación- en una esfera en que no operan las leyes del mercado.

domingo, 28 de agosto de 2011

FRASES CRIOLLAS CON HISTORIA II



En el habla cotidiana encuentro otras tres locuciones. Una es “Quemar las naves”. La habría pronunciado Hernán Cortés. Aquel exalumno de la Universidad de Salamanca aventura en el Nuevo Mundo. Desde las Antillas, se empeña en ocupar el Anáhuac. En el comienzo de la epopeya capta que en su mesnada cunde el ánimo de abandonar la empresa. Ordena entonces incinerar las embarcaciones. Ya no habría marcha atrás. De entonces hasta hoy se usa para identificar un designio irrevocable.


Se expresa "estar en Jauja" para indicar un terruño en que se nada en la prosperidad. Hay quienes creen que integra la mitología griega o de leyendas medioevales. Error. Francisco Pizarro y su tropa, en Perú, al incursionar de la costa a la cordillera dan con un valle de suelo fértil, clima amable y con almacenes fiscales repletos de alimentos que la burocracia incaica conserva allí para afrontar emergencias. El lugarejo lo denominan los autóctonos con una voz que, en el tímpano ibérico, suena, como Jauja. Se funda así Santa Fe de Hatun Xauxa.



“El pago de Chile” es una frase que estigmatiza la ingratitud a persona, familia o institución. La Nueva Extremadura –nombre oficial del país- es dependencia distante y castigada por mapuches y piratas, terremotos e inundaciones. Empleados y soldados se sentían postergados porque desde Lima demoraban el arribar los estipendios remitidos por la Corona. Se generalizó la convicción del mínimo o nulo reconocimiento que se brindaba tan esforzados súbditos que, en medio de penurias y peligros, defendían la Capitanía General.. De allí la locución.


jueves, 25 de agosto de 2011

ESTUDIANTES: LUCES Y SOMBRAS

Entre los aciertos de la actual insurgencia pingüina (1) está la brega por el rescate de la gratuidad que implica el fin del lucro. Data, en el país, desde 1879. También se insiste en la calidad. Lo primero es nítido. Lo segundo lo es menos. Pese a la acumulación de indicadores es difícil definirla. Hay allí un vacío. Lo cierto es que estructurar una república con planteles separados por clases es funesto. Ello acentúa y legitima ese quiebre de la chilenidad que, por lo demás, es tan antiguo como el país mismo. El sistema escolar es apenas su reflejo.


Se oye alegar a los líderes estudiantiles que a los “pobres” les resulta imposible alcanzar puntajes de excelencia en el SIMCE (2) o en la PSU (3) porque portan un bagaje cultural insuficiente. En cambio, los retoños de la clase media y alta acuden a las aulas, en esa esfera, con equipamiento contundente. Subyace en la perorata el ánimo inconfeso de disminuir las exigencias por la situación de indigencia. Otros –sin explicitarlo- acarician el proyecto de abolir la odiosa estratificación. Desconsuela anotar que la meta es altruista, pero no está en el petitorio del movimiento y, por otro lado, es quimérica.


La gratuidad garantiza –en no pequeño grado- la opción igualitaria de oportunidades. Sin embargo no suprime las clases sociales, pero facilita el ascenso ¿De quiénes? ¿De todos? La doctrina pre LOCE (4) establece que sólo de competentes y tesoneros que, en esa época, se denominan “aplicados”. Eso se logra con el policlasismo imperante en la escuela y el liceo. Tal policlasismo, a posteriori, repercutía en la U. Tal amalgama permite al pobre “codearse” con representantes de otros estratos y su respectivo sistema de valores y estilos de comportamiento. A su vez estos aprenderán, por osmosis, a conocer, compartir y respetar a aquellos.


A ese currículum oculto se añade un cuerpo docente dotado de prerrogativas disciplinarias, convencido que el sistema es un cedazo y operando con el criterio según el cual lo que interesa es el rendimiento siendo ajeno a la hipnosis que genera el linaje o el dinero del discípulo. El principio de gratuidad se liga así a la doctrina de la selección. Si bien la gratuidad la suprimen los secuaces de Milton Friedman, asesores de Pinochet, no es menos cierto que son los mismos educadores los que demuelen la selectividad, se inclinan por las promociones automáticas y abdican de las facultades que les son propias. La enseñanza se acomoda a la anorexia científica de una “clientela” cuyos “radares” captan el facilismo y la endeble situación laboral del enseñante.


Las escuelas municipalizadas son de “pobres”, es decir, de los que integran los "quintiles 1, 2 o 3”. También se alude a la población escolar “vulnerable” que, frecuentemente, ya está “vulnerada”. Allí se registran brotes de drogradicción, son frecuentes los “embarazos prematuros e indeseados” que obligan a anexar al establecimiento una “sala cuna”, se incrementan las granjerías para las madres prematuras a fin que se gradúen. De tales planteles huyen los hijos de los mismos profesores que allí enseñan y hasta los de los paradocentes. Dado su monoclasismo se reproduce en el plantel la ética y la conducta que lindantes con el lumpen impera en los barrios de los cuales provienen dichos alumnos. Ante ellos retroceden los docentes ya mutilados de atribuciones. Se enjuicia el “autoritarismo” y la consecuencia es el caos.


En aquellos planteles el imperio de la “chatura” es impresiona. Vidrios rotos, mobiliario semidestruido, techos que gotean con cada chubasco, patios sin vegetación, baños desaseados y con grafitos propios de burdel. Los profesores atrincherados en su sala durante los recreos, ajenos a la lectura de la prensa y prisioneros de la plática banal. Coinciden con aquellos trazos pesimistas de Nicanor Parra en “Autorretrato” (5). Los actos matinales con Himno Patrio e izamiento de la bandera, revista de gimnasia y competencias deportivas, declamaciones y coros… son "recuerdos del pasado". La epidemia de mediocridad agobia. La mística magisterial pareciera evaporada en parte por la clausura de las Escuelas Normales… otro chiste del Capitán General (6).


El alumno “vulnerable” o “vulnerado” exhibe desprecio por las asignaturas, adhiere a la “ley del menor esfuerzo”, lo afecta la ataraxia, es decir, la indolencia atávica (7). Visualiza al docente como un pelele. No es muy distinta la situación en los institutos particulares. Sin embargo, en los municipales, convertidos en ghetos, la situación es insostenible. Apoderados y progenitores carecen de respeto por quienes enseñan. Son obstáculos para que el “peque” (8) alcance la U convirtiéndose en “profesional” y gane “harta plata”. Los etiquetan como “verdugos” porque se atreve a “poner rojos” y suelen agredirlos. La dirección calla “para no afectar el prestigio del establecimiento”.


En el imaginario popular la U ya no es el Templo de Minerva, sino una fábrica de reyes Midas. De allí emergen “los que mandan”, es decir, quienen monopolizan el poder, el dinero y el prestigio. Por ese rectángulo blanco enmarcado que cuelga en la muralla –el diploma- la familia es capaz de “vender el alma al Diablo”. La misma construcción del sistema –un edificio de tres pisos- empuja a la U. La infinita multiplicación de liceos poseen como única finalidad las aulas superiores. La profesionalización temprana se suprime. El título se posterga hasta el infinito. La sociedad cree –a pie juntilla- que la prosperidad se alcanza sólo estudiando o “haciendo como que se estudia” . Tal estudio si no culmina en el Olimpo universitario se devalúa. Quizás en el afán de ascenso esté el ancestral desprecio por las manualidades. Concebida la docencia como negocio sobreviene, por la torrencial publicidad, una bulimia masiva de escolaridad. En la cúpula se desata el frenesí de la oferta de postítulos y hasta de… postdoctorados.


No sólo diplomados, magisters, doctorados, sino también se “inventan” pseudo “carreras” como, por ejemplo, la UTEM se hizo famosa porque su exrector impulsa una de “perito judicial” que finaliza con desmanes protagonizados por los alumnos que se sienten estafados. Es recurrente ofrecer la “carrera” de pedagogía. Según anotan los expertos de marketing para “quienes trabajan y no han tenido la posibilidad de acceso a las aulas superiores”. Altruista formulación, pero tras ella se oculta la urgencia de esa Casa de Estudio en orden a “hacer caja”. La iniciativa opera con “catedráticos taxis” (10), ausencia de fondo bibliográfica, el mínimo de exigencia y laxas sesiones lectivas los sábados. Los matriculados son “pobres” para los cuales una nota deficiente es una “estigmatización” y el académico riguroso un “anticuado incapaz de comprender con que sacrificio… pagamos la mensualidad”.


El afán de alcanzar la U –algo así como llegar al Cielo- se consigue con varios artificios… y no sólo con las promociones automáticas. También están oscuras academias que ofrecen “dos o tres años en uno”, los “exámenes libres”, los cursos de nivelación, las “licencias laborales”. Los altos aranceles de ingreso y las mensualidades no acobardan a nadie. A falta de recursos está el crédito bancario. Ninguna familia duda en endeudarse. Es gasolina potente el arribismo. Lo juzgado importante es que el “pequeño genio” alcance esa sucursal del Paraíso que se supone extirpa la pobreza, “muda el pelo” y convierte en Creso al patí pelado. Sobre la marcha el Estado brinda facilidades porque esas matrículas permiten, de modo solapado, disminuir el índice de desempleo y proporcionar un analgésico a millones de desvalidos.


Tengo la certidumbre que estas opiniones no serán publicadas. La libertad de prensa en democracia también es limitada. La censura opera en todo el país. Las disidencias rebotan y carecen de difusión. Las ásperas verdades son ingratas. Se refiere lo suave que invita a la dulce siesta que cierra los ojos. Eso impide observar que en el movimiento estudiantil hay luces y también sombras. Sombras de las cuales son inocentes los actores, sin embargo omiten denunciarlas. Lo conveniente es ensanchar la visión de nuestra estructura escolar que al convertirse en óptimo negocio hoy padece de obesidad mórbida. Al menos así lo sostengo en mis obras, de modo particular, en “Libro negro de nuestra educación”.


=============


(1) apodo derivado de uniforme de alumnos de liceos: pecheras blancas y resto e la indumentaria oscura.


(2) SIMCE examen de medición de rendimiento de Educación Básica.


(3) PSU prueba de selección de ingreso a la U.


(4) ley promulgada por Presidente Pinochet. Destruye el Estado docente y da luz verde a la privatización.


(5) http:77www.letras.s5.com/np01206.ht


(6) grado conferido, excepcionalmente, a Augusto Pinochet.


(7) se recomienda análisis de texto en prosa de Gabriela Mistral titulado “El grito”.


(8) apócope de “pequeño”.


(9) sigla de Educación Media.


(10) Apodo reservado para académicos por horas y no por media jornada o dedicación exclusiva.

sábado, 20 de agosto de 2011

CORREDOR BIOCEANICO ATLANTICO-PACIFICO

Se exhorta a quienes visitan el blog a maravillarse con el proyecto de ligar a Brasil, Argentina y Chile por ferrocarril. Está en el magnífico video http://www.bioceanicoaconcagua.com:8080/corredorBioceanico/es/videos.html

Insistimos véanlo y reflexionen sobre lo que difunde este formidable documento que enseña más geografía que la aprendida en textos y más bolivarismo que todas las peroratas de Chávez.


miércoles, 17 de agosto de 2011

ESTADO DOCENTE EN CHILE

El Estado docente es una teoría pedagógica y una praxis educativa. Supone el compromiso de la república de educar a la población En todas nuestras Constituciones aparece este deber como preferente. Jamás es monopólico y menos totalitario. Nunca implica que se clausuren los planteles privados. Es laico, pero no ateísta. En el cuerpo magisterial impera el pluralismo, es decir, quienes enseñan poseen diversa adscripción cívica, confesional o filosófica. Es deplorable que las Facultades de Educación no analicen este tema tan trascendente.


Nuestro Estado genera una red de planteles. En 1842 se fundan la Universidad de Chile con Andrés Bello y, con Domingo F. Sarmiento, la Escuela Normal. Al finalizar el XIX surge el Instituto Pedagógico. Graduados de ambos planteles civilizan a pobres y ricos, así como también a los retoños de los inmigrantes. Las aulas del Estado los emulsionan, contribuyendo a democratizar y a "chilenizar". Premian el esfuerzo y carecen de fines de lucro, es decir, son gratuitos. Sin Estado docente Augusto Pinochet, Lagos, Bitar ni Bachelet hubieran podido estudiar

domingo, 14 de agosto de 2011

FELIPE HERRERA

Tanto Andrés Soliz Rada como Julio Fernández Baraibar rescatan del
olvido el genio y la figura de Felipe Herrera. Este chileno notable
milita en el PSP conglomerado que apoya en 1952 la postulación
presidencial del general Carlos Ibáñez del Campo. Será su ministro de
Hacienda y, al calor del ABC propuesto por Perón, viaja a Buenos Aires
elaborando el Tratado que liga económicamente Chile y Argentina. Será
siempre admirador del fundador del justicialismo. Ahora se recuerda
que, en reunión de los Ministros de Hacienda de la UNASUR efectuado en
agosto del año pasado, se elogia su pionera labor desde el BID. Las
agencias de noticias -al menos en Chile- ocultaron aquel homenaje que
permite realzar su legado de estadista y su obra de ideólogo..

Lo combate con furia el PC, lo excluye de toda función pública el
régimen militar y es olvidado por la Concertación. Vivirá sus últimos
años en el aislamiento. Lo aprovecha para continuar publicando obras
cuyo eje es la tesis de la reintegración de la nación deshecha que es
Iberoamérica. Nuestro vínculo comienza cuando apadrina -al interior
de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional,
específicamente en la Escuela de Periodismo- el Curso Electivo de
Integración de América Latina CEIAL. Lo instituye, en 1965 el
infrascrito. No es todo, en 1982 contribuye a fundar el Centro de
Estudios Chilenos CEDECH. Respalda la postulación del
desenclaustramiento de Bolivia, apoya a Argentina en la guerra de
Malvinas y aplaude, sin reservas, la paz vaticana respecto al Beagle.

Cada 17 de junio -en su residencia de Avenida El Cerro- con motivo
de su cumpleaño se congregaron, aun bajo la dictadura,
quienes lo apreciabamos y coincidiamos con la filosofía bolivariana.
El amable ritual dura hasta 1996. El 17 de septiembre de aquel año
fallece a los 74 años quien siempre nos animara en las tareas
académicas -donde su libro "Nacionalismo latinoamericano" es texto
oficial- y luego fuera asesor permanente del Centro de Estudios Chilenos
CEDECH. Me corresponde despedir sus restos en el Parque del Recuerdo.
Me acompaña en la triste tarea el entonces Presidente del BID Dr.
Enrique Iglesias. La ausencia de la Concertación es deplorable. Hoy
Soliz Rada, Fernández Baraibar así como la UNASUR comienzan la
tarea de rehabilitar a este ilustre gladiador que se empeñara en la
guerra por la unidad del "pueblo continente".

jueves, 11 de agosto de 2011

CHILE: QUIEBRE DE EDUCACION DE MERCADO

Sebastián Piñera Echenique –sin confesarlo- quiere inaugurar un nuevo estilo de gobernar. Las expectativas ostentan algo del glamour kennediano. La fatiga que generan los operadores políticos de la Concertación auguran éxito al energético nuevo mandatario que exhibe prestigio de tecnócrata. Las circunstancias no le son favorables: terremoto y tsunami reducen a escombros un tercio del país. Eso ocurre en las postrimerías de la Presidencia de Bachelet. La emergencia y la reconstrucción le cae encima a la nueva administración. Como analgésico se logra el rescate de los 33 operarios sepultados en yacimiento minero. El alivio, sin embargo, es flor de un día.

Los súbitos entusiasmos del Presidente se acompañan de anuncios que invitan a imaginar que aun está en campaña electoral: la reconstrucción de las áreas damnificadas se harían en breve plazo, sería reprimidas la delincuencia y el narcotráfico, extensión del prenatal y el postnatal, las parejas con 50 años de matrimonio serían objeto de premiación… Se cubrirían varias líneas anotando los proyectos comunicados por Piñera a la ciudadanía en términos elocuentes. La realidad era menos suave: los recursos escasos, la normativa jurídica bloquea cristalizar con velocidad lo ofertado, el Poder Legislativo per se es lento, … la gasolina de los 33 mineros rescatados comienza a agotarse y declina la popularidad del nuevo mandatario. Reciente encuesta lo demuestra de modo palmario.

EL LEGADO DEL AYER

La sociedad entera comienza a exhibir descontento. El Presidente teme manifestar que la mayoría de los problemas cuya solución se exige es herencia de los 20 años de Concertación. La indulgencia respecto a la criminalidad, los errores en materia de transporte intraurbano –el Transantiago-, las negociaciones para instalar represas hidroeléctricas en Aysén, el manifiesto abandono de la estructura de Salud Pública, los impuestos elevadores del costo de los combustibles, el estímulo suicida a las apetencias de las minorías étnicas… se habían engendrado en las administraciones de Aylwin, Frei, Lagos y Bachelet. Piñera, sin embargo, no reacciona culpando a quienes lo anteceden, sino anhela un régimen de "unidad nacional" que imagina como entente cordiale Alianza-Concertación.

En la herencia de aquellos dos decenios figura una estructura escolar con bulimia de dinero y, por lo mismo, sobredimensionada. Los asesores económicos de los 17 años de la dictadura adoctrinados en la Universidad de Chicago por Milton Friedman privatizan la economía y en su empeño por disminuir el tamaño del Estado delegan en los particulares diversas funciones, entre otras, la enseñanza. En todas las Cartas –desde un proyecto de 1811 a la de 1925 vigente hasta el pronunciamiento de 1973 se la define como “atención preferente del Estado”. Esto origina un Estado docente que se compatibiliza con la libertad de enseñanza. No existe un monopolio estatal del quehacer educativo, pero el Estado asume protagonismo y supervisa a los planteles privados. Nadie discute el apotegma de Valentín Letelier “Gobernar es educar”.

LA GRATUIDAD DEMOCRATIZADORA

Desde 1879 por ley impone la gratuidad en los planteles docentes fiscales. Esto en una sociedad biclasista contribuye a generar un tercer estrato: la mesocracia juzgada factor de estabilidad. El neoliberalismo establecido por Pinochet altera la tradición. Determina que la enseñanza es tarea subsidiaria y confiere facilidades a los empresarios para fundar escuelas, colegios y Universidades. Es cierto, se eleva la cobertura, pero se derrumba la calidad. El esfuerzo del alumno es innecesario pues las promociones son automáticas y se impone un “facilismo” escandaloso. El rigor del académico se convierte en estorbo porque ahuyenta al alumno convertido en “cliente”. A más educandos matriculados más dinero. Este proviene de tres fuentes: subsidio del Fisco, aporte de la familia o préstamo de la banca al alumno.

La estructura escolar opera según la ley del mercado divorciada de toda planificación. La oferta se hace inundatoria y el país se repleta de planteles de la más diversa índole. Se aniquila el principio sobre la cual se edifica la meritocracia: supone selección para que se promueva y premie a los mejores, no por apellido ni por fortuna, sino por talento y tesón. Tal doctrina se convierte en antigualla y, complementariamente, pasa a constituir una añejes la respetabilidad con que la sociedad chilena premia al maestro, al profesor y al catedrático. En virtud de las nuevas normas impuestas por los Chicago Boys, es decir, por los asesores de Pinochet tal libertad de enseñanza implica el derrumbe del Estado docente. Demás está manifestar que los planteles privados –salvo excepciones- buscan el lucro y sacrifican la calidad. Retener al “discípulo” es el quid del negocio.

USO Y ABUSO DE LA LIBERTAD DE ENSEÑANZA

Se quintuplica la cantidad de alumnos de básica, se cuadruplica los de media y triplica los de superior. El país sube de siete Universidades –no todas fiscales- a casi 150. Se justifican matriculando a la masa de graduados de una hipertrofiada educación media humanístico-científica cuya meta es la nada misma o la Universidad. El año pasado, en las Universidades, ya sobran los cupos. La población debidamente dopada por el apetito de ascenso social exige -a como de lugar- que los hijos estudien en las Universidades que imaginan genera la clase dominante que maneja el poder, el prestigio y el dinero. Las escuelas básicas y los liceos fiscales son desligados de la Cartera del rubro y pasan a los Municipios. La tradicional Escuela Pública –nacional y popular- que mezclara bajo un mismo techo al “hijo del palacio con el hijo del taller” pasa de la UTI al SML.

Si las Universidades privadas se multiplican y sucursalizan hasta en remotas aldeas improvisando recursos académicos y con infraestructuras deplorables lo mismo ocurre con los establecimientos para adolescentes. Estos de preferencia con nombres anglosajones y ofreciendo “english for girl and boy in all years” brotan como callampas. Igual –como ya se comentara- ocurre con las escuelas antaño denominadas “primarias” y ahora “básicas”. Aquella tradicional y policlasista es reemplazada por la “municipal” a la cual acuden, de preferencia, los retoños de familias o “semifamilias” indigentes hoy etiquetadas como "vulnerables". Los vástagos de la clase media y del proletariado pasan a inscribirse en las escuelas nacidas al frenesí de la iniciativa privada. Junto con ello las colectividades inmigrantes –con mayor fuerza que antaño- vigorizan sus instituciones escolares. Hasta las minorías amerindias los apetecen y se maneja como proyecto una “Universidad mapuche”

REVUELTA DE PINGUINOS

En ese paisaje idílico para el neoliberalismo –so pretexto de estimulo a la pluralidad y al emprendimiento- que logra convertir la educación de “atención preferente del Estado” a función supletoria florece la protesta. Ayer 9 de agosto el eje principal de las principal arteria capitalina reune en manifestación de estudiantes, padres y docentes exigiendo el fin de la municipalización y del lucro. Este movimiento es la continuación de la “rebelión pingüina” que hiciera tambalear a la Presidenta Bachelet. Hoy –incluso los planteles privados- paralizan sus tareas. Es una huelga indefinida que implica movilizaciones. Los edificios escolares -comenzando por la emblemática Casa Central de la Universidad de Chile- están ocupados por alumnos y docentes que logran defenestrar al Ministro Joaquín Lavín y ahora rechazan las ofertas del actual titular de la Cartera del rubro. Se lee en gigantografías “¡Fin de la educación de mercado!”, “¡No al lucro!”, “¡Educación equitativa y de calidad!”.

Es un afán por retornar a la vieja tradición pedagógica criolla: Estado docente y gratuidad de la enseñanza. Ello permitirá que volvamos a disponer de “alumnos” y no de “clientes” y, por ende, se restaure la disciplina hoy por el suelo. Con ello se eleva la calidad de los aprendizajes y se emplea el sistema como herramienta de homogeneidad nacionalizante e instrumento que atenué las abismales diferencias de clase que fragmentan la sociedad. También –y no por expresado al final, menos importante- permitirá usar la estructura escolar como un cedazo que permita una genuina meritocracia. Con el sistema de elevados aranceles y abultadas colegiaturas lo que se premia es el dinero que si la familia no posee implica el endeudamiento con entidades bancarias.

VELATORIO DEL MODELO

El modelo educativo chileno envuelto en la burbuja neoliberal que vendiera imagen de éxito al exterior cae hecho añicos. Si bien en lo minero, pesquero, forestal, comercial, manufacturero o agrícola el neoliberalismo cosecha relativas victorias no es menos cierto que en lo académico no funciona. Sus frutos caen pasmados. Remecen el árbol millones de estudiantes, no menos familias y en pleno el gremio magisterial. Ineficiente, clientelista y con obesidad mórbida se convierte en fuente de ingresos ilícitos para una minoría de audaces que aprovechando la permisividad de las normas fundan escuelas y colegios con la soltura quien instala cantinas y Universidades como si se tratase de hoteles de tres, cuatro o cinco estrellas. La muchedumbre de estudiantes –se insiste- paralizando la actividad lectiva y repletando avenidas y plazuelas exige Estado docente, calidad y equidad. La Moneda se estremece ante la protesta “pingüina” y académica. Al país lo ponen al rojo vivo los estudiantes y el “milagro chileno” se derrumba.

viernes, 5 de agosto de 2011

EDUCACION: FECHA PARA AMNESICOS

1879 .. con el Presidente Aníbal Pinto y el ministro Miguel Luis
Amunátegui se promulga la Ley de Instrucción Pública. Convierte la Universidad de Chile en Superintendencia del rubro, facilita el acceso de la mujer a los diversos planteles y confiere gratuidad en aquellos que son fiscales. Hasta el régimen militar el acceso a las aulas fue una opción brindada por el Estado a título gratuito. Ese principiotuvo un siglo de vigencia. Lo vulnera el Capitán General y susasesores de la escuela de Milton Friedman. Su expresión jurídica es laLOCE y luego la LEGE. Hay que reiterar: en 20 años de Concertación el modelo neoliberal en lo escolar permanece intacto, peor, se perfecciona y sus jerarcas se convierten en "empresarios" académicos.

Hasta 1973 se pregunta por una u otra carrera "¿Cuánto dura?".Desde entonces, "¿cuánto vale?". No sólo se se fundan escuelas,colegios y Universidades cuya meta es el negocio, sino que los planteles del Estado para autofinanciarse imponen aranceles elevados e igual que los establecimientos privados "inventan estudios" sin empleabilidad, retienen al matriculado disminuyendo el rigor académico y comienza el carnaval de los postitulos y hasta de los"postdoctorados" así como los "cursos propedéuticos" que son bastonesortopédicos de una educación media decrépita. La erosión de la educación superior equivale al deterioro de colegios y liceos. El lucro resultó veneno. Infórmese a los amnésicos: imposible tachar a
Pinto y Amunátegui de "encapuchados".

jueves, 4 de agosto de 2011

EDUCACION: "LO MERO PRINCIPAL"

Los mexicanos usan esa frase entrecomillada para referirse a lo esencial de algo, es decir, al meollo. En el terremoto que sacude a nuestra estructura escolar, sin irse por las ramas, estimo que estudiantes y docentes buscan es poner fin a la privatización. Esta es la médula del modelo neoliberal que, aplicada a lo educativo, es catastrófica. Subyacente en el movimiento estudiantil está el afán de concebir la docencia como servicio gratuito y no mercancía. De allí la exigencia de gratuidad y acabar con el lucro.

El Estado docente es abolido por el general Pinochet. La Concertación, en 20 años, no mueve un dedo por reconstituirlo. La educación de mercado -entre otros efectos tóxicos- destruye la autoridad magisterial al convertir en cliente al alumno. Caen las planificaciones globales y el negocio se impone como motor de lo académico. La LOCE y la LEGE no se ajustan al tradicional principio "la educación es atención preferente del Estado", sino la evalúa como función subsidiaria. Las consecuencias están a la vista.