martes, 10 de septiembre de 2013

ESOS CIVILES...

Con motivo del 40ª aniversario del derrumbe de la UP se censura a los uniformados que, en aquella época, protagonizan el pronunciamiento y a los que por "debida obediencia" los secundan, Sin embargo, quienes gobiernan delegan responsabilidades en civiles. Son afiliados al CODE -coalición adversa a Allende-. Entre ellos destacan los DC y parientes de militares.  

1973 le infiere daño. Pierde su rango de templo del saber.
De aquella época a hoy se le indentifica apenas con una
estación del Metro. 
Es difícil olvidar  lo  ocurrido  en  el  Campus Macul  de  la Casa de Bello. Allí el interventor Miguel Otero Lathrop, el rector delegado Fernando González Celis, la decano Lucía Izoard Garcia o el académico Jesús González López, por ejemplo, operan con poderes onmímodos. Están respaldados por el rector de turno, siempre un general y los servicios de  seguridad.

Sería higiénico informarse de lo ocurrido en otras Facultades. Se rumorea entonces que, en Medicina, otro decano también civil, mantuvo a los académicos -docentes e investigadores- tirados sobre los prados mientras se procede a vaciar sus cubículos de archivos y carpetas. Quizás buscaban material "extremista" que permitiera sumergirlos en un campo de detención.

Se esmeran estos civiles en ser "más papistas que el Papa" extremando los procedimientos inquisitoriales. Manejan listas negras y viven rodeados de "orejeros", Por cierto  destituyen de sus cátedras a a quienes juzgan "activistas" o "agitadores". Por otro lado, convierten en catedráticos, sin concurso, a amigos o recomendados. Esto exige un mea culpa equivalente al de la judicatura.